Fantasmas en el Ayuntamiento

Imagen de archivo de la Sala de la Villa

En la Sala de la Villa, uno de los edificios más antiguos de Caudete, desde hace unas semanas se han venido produciendo unos hechos que podrían calificarse como paranormales. Fue este verano cuando una trabajadora del Ayuntamiento que prefiere mantenerse en el anonimato, al encontrarse sola una mañana en el Salón de Plenos, escuchó unos extraños ruidos provenientes del piso de arriba. Subió para ver si se trataba de algún compañero escaqueándose en horas de trabajo pero no vio a nadie. Cuando se disponía a bajar sintió un extraño gemido y al volverse pudo ver fugazmente una extraña sombra. La trabajadora abandonó asustada el edificio y no contó nada de lo sucedido, no volviendo a entrar sola al mismo. Semanas después tenía que ir a recoger unos documentos y, temerosa por lo sucedido, convenció a una compañera, cuyo nombre tampoco quiere que trascienda, para que le ayudase. Ambas fueron testigos en el Salón de Plenos de unos ruidos de procedencia extraña, observando una especie de resplandor tras una puerta entreabierta. No sin miedo la abrieron y pudieron presenciar una sombra de apariencia humana inmóvil en el centro de la estancia. Ni que decir tiene que huyeron despavoridas.

Comentaron lo sucedido y otros compañeros dijeron que habían tenido experiencias similares al estar solos en el edificio de la Sala de la Villa. Dispuestos a conocer la verdad tras esos misteriosos hechos, los funcionarios dejaron lo que estaban haciendo y comenzaron a buscar información en Internet, logrando contactar con el presentador Iker Jiménez, experto en temas paranormales.

Iker Jiménez tuvo una entrevista con las afectadas y rápidamente se dispuso a investigar lo sucedido, entrando con todo su material caza-fantasmas en la Sala de la Villa con la intención de pasar allí dentro solo toda una semana. Al finalizar su labor hizo unos comentarios en una improvisada rueda de prensa, indicando que había grabado en audio numerosas psicofonías y en video varias psicoimágenes, suficientes para varios programas de Cuarto Milenio.

El especialista fue tajante ofreciendo sus conclusiones. Constató que no se trata de un espectro solitario sino que en el edificio habitan 17 entes paranormales perfectamente identificables los cuales parecen estar aletargados durante días y en una fecha determinada paracen activarse y tener una actividad frenética. Los 17 entes fantasmagóricos suelen reunirse en el Salón de Plenos en su momento de más actividad, pudiendo captar claramente una serie de gemidos y sonidos guturales que ofrecen la apariencia de una conversación o incluso de conversaciones entre ellos. Durante esas conversaciones, las cuales tienen que ser descifradas por lo inconexo y retorcido de sus mensajes, el presentador caza-fantasmas, logro registrar incluso actividad en los micrófonos y aparatos eléctricos del Salón, siendo hasta el momento la única información que puede ofrecernos. Terminó la rueda de prensa afirmando que las reuniones de los 17 fantasmas pueden traer consecuencias muy negativas para el mundo de los vivos ciudadanos de Caudete ya que escuchó ciertas frases sobrecogedoras.

Anuncios