El pasaje de la Plaza del Carmen

Supera tus miedos

Damos comienzo a la serie Grandes Hitos del Urbanismo Caudetano con una de las mejores obras acometidas en nuestras calles: el pasaje que une la Plaza del Carmen con la Calle Santa Bárbara. Construido en tiempos inmemoriales siempre se caracterizó por tener escaleras y una fuente de agua potable hasta que a finales del siglo pasado y comienzos de este se acometieron una serie de reformas que han dejado el pasaje como un monumento de arte urbano.

De la fuente ya no mana agua porque se ha inutilizado el grifo para que nadie se lo deje abierto y así fomentar el ahorro. Actualmente se encuentra muy deteriorada y sucia pero no porque el Ayuntamiento se niegue a limpiarla sino porque biólogos del CSIC están estudiando las microscópicas formas de vida que habitan en sus rincones.

Las escaleras, divididas en dos tramos, sufrieron una modificación para instalar en un lateral una rampa con una barandilla pero sólo en el tramo alto y largo, mientras que el tramo bajo que da a la plaza permanece inalterado con sus cuatro escalones, fuente en medio. La rampa se instaló para dar servicio a señoras con carrito de la compra, sillas de ruedas, bicicletas y carretillas, pero se desconoce el motivo por el cual no abarca todo el tramo de escaleras. Unos dicen que el dinero de las subvenciones concedido para la obra no fue suficiente y otros que fue un diseño conceptual del arquitecto Santiago Calatrava dentro del programa “Arquitectura Límite”, como el Puente de Cristal de Venecia donde la gente suele resbalar o los edificios valencianos que se autodeterioran a velocidad pasmosa, aunque en realidad no se saben los motivos de tan curiosa configuración.

En el tramo bajo vemos escalones de distinta factura según en el lado de la fuente en que nos encontremos. Unos tienen un borde redondeado y pulido mientras que los otros tienen un diseño minimalista y rectilíneo. Según técnicos de la oficina de Servicios Técnicos Municipales, situada a escasos metros, esta configuración de escalones se diseñó así para que los más viejos del lugar se vayan acostumbrando poco a poco al cambio de la modernidad.

Y por ahora eso es todo. Volveremos con una nueva entrega de Grandes Hitos del Urbanismo Caudetano.

Anuncios