Descubiertas nuevas pinturas rupestres

pinturasRupestres

Hace pocos días han sido descubiertas nuevas pinturas rupestres en la Cueva Santa, que ha sido visitada por un nutrido grupo de científicos del CSIC, una representación de cada comparsa y las damas de fiestas. Tras un primer estudio se ha podido verificar que las pinturas pertenencen al llamado Arte Esquemático Levantino con un periodo de datación que va desde el tercer al segundo milenio antes de Cristo. Las pinturas son un libro abierto a la forma de vida que tenían nuestros anteriores pobladores pues reflejan sus costumbres y eventos más importantes.

El profesor Uweese Rios Baños destaca como más significativa la pintura de un ser antropomorfo y sin cabeza alrededor de la cual se encuentran las demás pinturas, planteando la hipótesis de que este individuo pudiera tratarse de una chamán, hechicero o personalidad importante de la tribu reverenciada por los demás. Sería en ese caso la primera plasmación de un alcalde-cura caudetano porque hay que entender, según el profesor, que en aquella época la autoridad civil estaba fusionada con la autoridad religiosa, destacando como prueba la esquemática flecha amarilla sobre fondo azul.

Respecto de las figuras esquemáticas TFC PUTA PAGA, varios expertos han coincidido en que se tratan de figuras supra-esquemáticas que representan a diversas personas bien danzando o en procesión realizando alguna ofrenda pues es patente la división de las mismas por grupos lo cual significa que en la tribu había una jerarquía establecida. Se destaca la figura en T, muy conocida por todo el arco levantino rupestre, que nos lleva directamente al ser antropomorfo sin cabeza, además de la figura en A, vinculada a deidades o seres antropomorfos de sexualidad ambígua. Al igual que el famoso Índalo almeriense, las figuras del tipo TFC también han perdurado hasta nuestros días siendo reproducidas de generación en generación por gran parte del casco urbano como una especie de rito que permanece en el pensamiento colectivo.

Esperemos que la comisión de expertos otorgue su visto bueno y pronto podamos hablar de la Altamira caudetana.

Anuncios